WOW0821240209BLCLJLLLML

Claves para trabajar con la Bolsa de Cultivo EASY-FILL™ en el cultivo de cerezos

En España, el cultivo de cerezas crece a buen ritmo, en promedio aumenta su superficie en 700 hectáreas por año. De hecho, hay un total de 27 mil hectáreas de este árbol frutal, donde su producción anual media es de 106.700 toneladas por hectáreas.

Según el análisis realizado por Javier Rodrigo, académico del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) de la Universidad de Zaragoza, las principales zonas productivas son Aragón, Extremadura, Cataluña, Andalucía y la Comunidad Valenciana (ver tabla).

La productividad de cerezas en España, temporada 2020-2021:

Fuente: El cerezo en España: variedades y polinización, Javier Rodrigo.        

Esto genera que España, en el mapa mundial, recale sexta entre los países que más cereza producen, detrás de Turquía, EE.UU., Chile, Uzbekistán, Irán e Italia.

Sin embargo, cerca del 75% de la cereza producida por los productores españoles es destinada a consumo interno y solo el 25% restante, correspondiente a 25.899 toneladas, se exporta.

¿Cuáles son las variedades más cultivadas?

Lapins (9,8%), Prime Giant (5,8%), Earlise (6,1%), Burlat (5,5%) y Sweet Heart (5%).

Con estos antecedentes, es clave que los productores pongan énfasis en producir una fruta de alta calidad, que sea exportable o, al menos, que cuente con una calidad y condición para pelear dentro del mercado interno.

En esta misma línea, en general, los mercados y consumidores buscan una cereza con un fuerte color rojo, que sea redonda, sabrosa, crocante y que aún tenga el pedicelo verde (ramita que se extiende por sobre el fruto).

Fuente: Freepik0

Sustratos y suelo, claves para una cereza de calidad

Para lograr obtener una cereza de características organolépticas excepcionales, será fundamental contar con un suelo de calidad, idealmente franco más que arenoso, que sea capaz de brindar todos los nutrientes necesarios para el árbol. Lo preferible es trabajar en suelos con buen drenaje, alta porosidad y que no estén compactados para permitir un adecuado flujo de aire y agua.

Una buena alternativa, es trabajar con la bolsa de cultivo EASY-FILL™, la que permitirá emplazar la plantación en cualquier lugar, sin importar si el suelo es de mala calidad e incluso si el área no es apta para el cultivo.

Esto porque la bolsa de cultivo EASY-FILL™, a diferencia del sistema tradicional, permite aislar la raíz del cerezo del resto del suelo. De hecho, la bolsa de cultivo EASY-FILL™ se rellena con sustrato y tierra de calidad, elementos que entregarán condiciones de desarrollo ideales para el cultivo.

Por ejemplo, la bolsas de cultivo EASY-FILL™ podría permitir a aquellos productores que trabajan en las zonas más cálidas de España, como Andalucía o Extremadura, a alcanzar una mejora calidad y condición de la fruta, considerando que en estas zonas cerca del 87% de las cerezas se producen en secanos frescos, es decir, solo reciben agua a través de la lluvia, no se les riega.

Por ello, es necesario que los manejos en tales zonas sean de una altísima precisión para evitar errores.

Más aún si se considera que en el Valle del Jerte, en Extremadura, se trabaja con diversas cerezas que cuentan con una Denominación de Origen Protegida (DOP), correspondiente a las variedades Navalinda, Pico Limón Negro, Pico Negro, Pico Colorado y Ambrunés.

Producir estas cerezas con el sello DOP obliga a alcanzar la mejor calidad posible y ahí la bolsa de cultivo EASY-FILL™ tiene mucho que aportar.

Otro dato de gran relevancia para los productores radica en que la bolsa de cultivo EASY-FILL™, permite plantar en zonas más áridas o húmedas, podrá abrir una puerta a producciones más tempranas o tardías.

Estas ventanas comerciales representan un gran beneficio económico, puesto que son instancias donde la cereza alcanza precios altísimos debido a la baja disponibilidad del fruto a nivel mundial.

La bolsa de cultivo EASY-FILL™ también será de utilidad en aquellos ambientes donde el suelo tenga plagas o enfermedades que puedan dañar al cultivo o incluso aquellos terrenos donde la presencia de maleza sea muy alta y perjudicial para la producción.

Qué sustratos elegir

Los sustratos son todo un mundo aparte. Estos compuestos —que tienen distintas procedencias y usos—, pueden ocuparse solos o mezclados con tierra. Estos irán dentro de la bolsa de cultivo EASY-FILL™, la que contendrá al árbol de cerezo.

En el artículo “La importancia del sustrato y la eco sustentabilidad” (https://www.viverosdechile.cl/media/uploads/Sustratos.pdf) María Eugenia Arévalo, asesora técnica nacional e internacional en producción y manejo de plantas y viveros, explica que, al trabajar con sustratos, lo ideal es realizar una combinación entre este elemento y la tierra. Esto permitirá que el suelo donde esté emplazado el cerezo retenga una cantidad de agua suficiente para cubrir las necesidades hídricas de la planta.

La mezcla utilizada debe ser fácil de hidratar y debe tener suficiente retención de agua para las necesidades de la planta, de manera que las raíces colonicen rápidamente su espacio en el suelo”, explica Arévalo en el artículo.

A fin de facilitar la comprensión de los sustratos, estos se pueden dividir en dos categorías: orgánicos e inorgánicos.

Dentro de los orgánicos, la turba es uno de los que más destaca ya que es capaz de retener hasta 20 veces su peso en agua, lo que entrega una mano a aquellos productores ubicados en ambientes muy cálidos y/o donde el agua no esté disponible en grandes cantidades.

En el caso de los inorgánicos, destaca la perlita la que ayuda a fomentar la porosidad, beneficiando el ingreso y circulación tanto de aire como de agua, impidiendo que el cerezo se asfixie.

En este sentido, utilizar la bolsa de Cultivo EASY-FILL™ con mezcla de turba y perlita, hace una combinación ganadora: ALTA RETENCIÓN DE AGUA Y POROSIDAD DEL SUELO.

Si bien no existe una receta, las proporciones que se suelen ocupar son de 70 a 80% de turba y entre 20 a 30% de perlita.

La idea es que ambos sustratos se mezclen de forma manual hasta obtener un compuesto que se distribuya de forma pareja dentro de la bolsa de cultivo EASY-FILL™.

La fibra de coco también es una alternativa a considerar si se va a trabajar con la bolsa de cultivo EASY-FILL™, ya que este regula la conductividad eléctrica y los niveles de pH del suelo. Por otra parte,  el humus que se origina por la acción de las lombrices que descomponen materia orgánica entrega una alta proporción de nutrientes y minerales.

La combinación de la fibra de coco con el humus, en una proporción de 60% y 40% respectivamente, será clave para beneficiar a la micorriza, zona donde el suelo y las raíces interactúan directamente y donde ocurre el proceso de absorción de nutrientes por parte del cultivo.

Si dicho proceso de absorción es exitoso, el árbol será capaz de generar más y mejor fruta.

¿Por qué debemos usar bolsa de cultivo EASY-FILL™ en cerezos? … PORQUE TODO SON VENTAJAS

Si eres Agricultor y quieres empezar a cultivar cerezas podemos asesorarte y ayudarte con tu primer Test de Producción.

Por favor, escríbenos un correo electrónico a info@growinbag.com.es

 

 


Publicación más antigua


Añadir al carrito